Editorial: Una edición especial

La 202 es una edición especial de la revista CAS & FASA, por varias razones. En lo que hace a la publicación en si misma, estamos frente a un nuevo formato a partir del lanzamiento de la versión renovada de nuestra página web www.cas.com.ar.
La versión on line de la revista CAS & FASA se potencia con nuevas herramientas que le permiten convertirse en una publicación digital con múltiples aplicaciones, con links a las páginas web de sus anunciantes, a videos o archivos de audio y lo que es más importante, impulsando la participación interactiva de los lectores.
Nuestra querida revista de papel se ha convertido en una potente revista digital, esperamos satisfacer las expectativas de todos, de nuestros socios, de los miles de lectores que nos siguen y de los anunciantes que nos brindan un valioso apoyo en cada edición.

Un entorno dramáticamente inestable

La tapa de esta edición está dedicada a los integrantes de las nuevas comisiones directivas, empresarios supermercadistas PyMEs comprometidos con el sector, que aportan su esfuerzo y parte de su tiempo para que CAS y FASA sigan creciendo y acrecentando su representatividad constantemente. Felicitaciones a todos ellos y nuestro profundo agradecimiento por acompañarnos en los próximos dos años.
Pero, lamentablemente, la estabilidad que felizmente ostentan CAS y FASA, no tiene relación con lo que sucede en el país. Lo cierto es que hemos debido postergar el cierre de esta edición varias veces por los cambios abruptos que se fueron dando en la situación político/económica, como es de público conocimiento.
De hecho, estábamos a punto de cerrar esta edición con una nota sobre una audiencia con el secretario de Comercio Roberto Feletti, que cambiamos por la reunión con el nuevo secretario Guillermo Hang, pero descartamos ante la llegada de Martín Pollera al cargo, teníamos preparada la salida de la publicación con la visita del secretario a nuestra sede, pero llegó su renuncia y el reemplazo por Matías Tombolini.
Es evidente que gestionar una empresa en un entorno dramáticamente inestable como el argentino es un desafío muy difícil de sobrellevar.
Si a eso agregamos el flagelo de la inflación, (del que todavía algunos pocos pretenden hacernos responsables, cuando es evidente que no somos formadores de precios), la sobrecarga impositiva, la pauperización de la población, entre muchos otros problemas.
Y si además consideramos que nos desenvolvemos en un mercado súper competitivo como lo es el retail, con un altísimo grado de informalidad, lo que equivale a competencia desleal, vemos que el papel del empresario PyME es realmente valorable.
En el caso del supermercadismo, ese papel adquiere un valor extra, ya que nuestro sector cumple una función de altísima responsabilidad social, como quedó claramente demostrado durante la pandemia.
Hacemos votos para que la llegada el nuevo superministro, Sergio Massa traiga la tranquilidad y previsibilidad que los argentinos necesitamos y merecemos.
Como siempre lo hemos hecho, estaremos a disposición de los nuevos funcionarios, para colaborar con ellos asumiendo que si su gestión es exitosa, toda la sufrida sociedad argentina se verá beneficiada.

 

YouTube
YouTube
Instagram